– ¿Sabes, mamá? Mi redacción ha conmovido a la profesora.
– ¿De verás? Si, me ha dicho que daba pena