Dos niños presumiendo de sus papas :
– Mi padre es mejor que el tuyo.
– Bueno, pues mi madre es mejor que la tuya.
– Si, creo que tienes razon, mi padre dice lo mismo.