Dos niños pequeños que de repente ven pasar a Santa Claus. Uno dice al otro:
– ¡Papá Noe!
– ¡Pues mamá, tampoco!