Una noche en el manicomio un interno gritó: “Soy Napoleón”
Otro loco dijo: ”¿Cómo sabes?”
El primer loco dijo: “Dios me lo dijo”
Entonces, una voz desde otra habitación gritó: “Yo no dije nada”