Este es Paquito, un niño que quería ir a la piscina.

– Y, pregunta a su madre: Mamá, mamá, ¿Puedo ir a la piscina?

– La mamá le responde: Siii…, Paquito puedes ir…

Y Paquito vuelve herido a su casa.

Al otro día le preguntó lo mismo.

– Mamá, mamá, ¿Puedo ir a la piscina?

La mamá le responde: Siii…, Paquito puedes ir…

Y vuelve mas herido aun.

Al otro día vuelve a preguntar a su mamá…

– Mamá, mamá, ¿Puedo ir a la piscina?

Y esta al ver al niño tan herido dice: NO…, Paquito no, que te dañas.

Y Paquito dice:

– Joooo…, mamá…, hoy que van a poner el agua¡¡¡¡¡¡