Un policía para a un borracho que va conduciendo:
– Oiga, ¿pero no ha visto la flecha?.
– Venga coño!, ¡no he visto a los indios y voy a ver la flecha!