Un gallego se encuentra a otro en la calle y le dice:
– ¿Que hora es?
– MIERCOLES, le responde el otro.
– Ah, entonces me pase dos calles.