-Mamá, mamá, los pedos pesan.
-No hijo.
-Entonces me he cagado.