Un niño llega herido del colegio y le dice a su madre:

- ¡Mamá, mamá, en el colegio me estaban pegando una paliza!

– ¿Y te has vengado, hijo?

A lo que responde el niño:

– ¡Hombre! ¡Si no me vengo, me matan!