En un pueblo una de las artistas del circo va a confesarse.
-Padre, que no se si mi profesion es un poco indecente.
-Cual es, hija?
-Soy saltimbanqui.
-Y que es eso?
-Si, si funambulista, volatinera.
-Pues como no me des mas datos.
-Espere padre…
La tia sale del confesionario y se da dos volteretas laterales y un triple salto mortal. De pronto todas las viejas salen corriendo de la Iglesia. Dice la saltimbanqui:
-Que les pasa seƱoras?
-Que nos vamos a confesar al cura del pueblo de al lado, que este manda unas penitencias muy dificiles.