El camello muere en la arena, el águila muere en la roca y yo me quiero morir acabándote en la boca.