Llega el esposo y la primera noticia que recibe de parte de su mujer es que llegará su suegra. Entonces el esposo responde:
– Cortenle la cola al perro… no quiero que en esta casa haya ninguna muestra de alegría.