Dos críos:
– Pedro, ¿a qué se dedica tu padre?
– Es un agitador de masas
– ¡Anda, un revolucionario!
– ¡Noooo, es pizzero!