En una prueba de alcoholemia el Guardia Civil le dice al conductor:
-Mire, ¿no le da vergüenza? (enseñándole el alcoholímetro que marcaba 3,45)
-Coño, las cuatro menos cuarto, mi mujer me mata!