Están una pareja de recién casados en su noche de bodas, y el novio
decide que se va a desnudar poco a poco, lo que a la novia le parece
estupendo.
Empieza quitándose la camisa, y la novia le dice: “Pepe, qué brazos,
qué espalda, qué pecho., son ¡¡PURA DINAMITA!!.
Pepe, cada vez más entusiasmado, se quita los pantalones, y la novia
le vuelve a decir:
“Pepe qué vientre, qué piernas., son ¡¡PURA DINAMITA!!.
Pepe no cabía en sí de gozo ante la expectación de su novia, se quita
los slips y se vuelve de espalda a la novia, y ésta le dice: Pepe,
que culo, es ¡¡PURA, PURA. DINAMITA!!, pero Pepe, date la vuelta por
Dios”.
Entonces Pepe se da la vuelta y la novia le dice: Pepe, ¡qué poca
mecha para tanta dinamita!

Están una pareja de recién casados en su noche de bodas, y el novio
decide que se va a desnudar poco a poco, lo que a la novia le parece
estupendo.
Empieza quitándose la camisa, y la novia le dice: “Pepe, qué brazos,
qué espalda, qué pecho., son ¡¡PURA DINAMITA!!.
Pepe, cada vez más entusiasmado, se quita los pantalones, y la novia
le vuelve a decir:
“Pepe qué vientre, qué piernas., son ¡¡PURA DINAMITA!!.
Pepe no cabía en sí de gozo ante la expectación de su novia, se quita
los slips y se vuelve de espalda a la novia, y ésta le dice: Pepe,
que culo, es ¡¡PURA, PURA. DINAMITA!!, pero Pepe, date la vuelta por
Dios”.
Entonces Pepe se da la vuelta y la novia le dice: Pepe, ¡qué poca
mecha para tanta dinamita!