Una mujer que se despierta por la noche y ve a su marido sentado en la cama, parece sumergido en sus pensamientos, con la mirada puesta en una pared.

Ella le mira y ve que le caen lágrimas de los ojos, y le pregunta:

– ¿Qué te sucede, querido?, ¿porqué estas así a estas horas de la noche?.
El marido le responde en un tono solemne:

– ¿Recuerdas…, ya hace 20 años que nos comprometimos, tu sólo tenias 17 años?

La mujer responde:

– Sí, lo recuerdo querido…, como si fuera ahora.

– ¿Recuerdas cuando tu padre nos pilló haciendo el amor…, en el asiento trasero de mi coche?

La mujer responde:

– Sí, lo recuerdo amor…, como si fuera ahora.

El marido prosigue:

– ¿Recuerdas cuando tu padre me apunto con la escopeta y me dijo: ¡¡O te casas con mi hija, o te envío a la cárcel por 20 años?

Ella contesta con voz muy suave:

– También me acuerdo de eso querido.

Entonces el marido se seca las lágrimas de las mejillas y dice:

– ¡¡¡Hoy hubiese salido libreee…!!!

Una mujer que se despierta por la noche y ve a su marido sentado en la cama, parece sumergido en sus pensamientos, con la mirada puesta en una pared.

Ella le mira y ve que le caen lágrimas de los ojos, y le pregunta:

– ¿Qué te sucede, querido?, ¿porqué estas así a estas horas de la noche?.
El marido le responde en un tono solemne:

– ¿Recuerdas…, ya hace 20 años que nos comprometimos, tu sólo tenias 17 años?

La mujer responde:

– Sí, lo recuerdo querido…, como si fuera ahora.

– ¿Recuerdas cuando tu padre nos pilló haciendo el amor…, en el asiento trasero de mi coche?

La mujer responde:

– Sí, lo recuerdo amor…, como si fuera ahora.

El marido prosigue:

– ¿Recuerdas cuando tu padre me apunto con la escopeta y me dijo: ¡¡O te casas con mi hija, o te envío a la cárcel por 20 años?

Ella contesta con voz muy suave:

– También me acuerdo de eso querido.

Entonces el marido se seca las lágrimas de las mejillas y dice:

– ¡¡¡Hoy hubiese salido libreee…!!!