Un niño está raspando una pared con una moneda de dos euros. Pasa otro y le pregunta:
– ¿Qué haces?
– Ya ves, gastando el dinero.