Esto eran dos abuelos hablando de sus recuerdos de la juventud:

– Paco, ¿te acuerdas de nuestra época de jóvenes?.

– ¡Oh, claro!. Aquellos años en los que hacerlo 10 veces no quería decir estar todo el día en el retrete.