Una amiga a otra:

– ¿Sabes?, no soy nada feliz…
– ¡Pero si antes decías que tu marido te tenía hecha una reina!
– ¡Pues entonces se habrá hecho republicano!

Una amiga a otra:

– ¿Sabes?, no soy nada feliz…
– ¡Pero si antes decías que tu marido te tenía hecha una reina!
– ¡Pues entonces se habrá hecho republicano!