Durante más de veinte años un hombre ha mantenido relaciones con una mujer de su misma edad. Una noche, después de la cena, la mujer se aventura a decir:
– Carlos, ¿no te parece que, después de tantos años de relación, sería hora de casarnos?
– ¡Seria muy hermoso, querida! pero… ¡seamos sinceros!, ¿quien quiere casarse con nuestra edad?

Durante más de veinte años un hombre ha mantenido relaciones con una mujer de su misma edad. Una noche, después de la cena, la mujer se aventura a decir:
– Carlos, ¿no te parece que, después de tantos años de relación, sería hora de casarnos?
– ¡Seria muy hermoso, querida! pero… ¡seamos sinceros!, ¿quien quiere casarse con nuestra edad?