Se encuentran dos galleos y uno le dice al otro
– Ayer he probado lo que me recomendaste, eso del “Ron con Coca”
– ¿Sí? – dice el otro – ¿y que paso?
– Pues que el puto polvo no se disolvía.