El numero de matrimonios es el doble que el de divorcios; por lo
tanto, uno de cada dos matrimonios acaba en divorcio.
La tasa de natalidad es el doble que la tasa de mortalidad; por lo
tanto, una de cada dos personas es inmortal.

El numero de matrimonios es el doble que el de divorcios; por lo
tanto, uno de cada dos matrimonios acaba en divorcio.
La tasa de natalidad es el doble que la tasa de mortalidad; por lo
tanto, una de cada dos personas es inmortal.