Un tio y una tia se casan y la noche de bodas cuando se van a acostar, el tio le dice a la tia:
-Mira Pepa, siento no habertelo dicho antes, pero tengo una pierna de palo, me daba verguenza decirtelo.
-No te preocupes, cariño.
Y va y se la quita. Al cabo de un rato:
-Mira Pepa, siento no habertelo dicho antes, pero tengo un brazo ortopedico, me daba verguenza decirtelo.
-No te preocupes, cariño.
Y va y se lo quita. Al cabo de un rato:
-Mira Pepa, siento no habertelo dicho antes, pero tengo un ojo de cristal, me daba verguenza decirtelo.
-No te preocupes, cariño.
Y va y se la quita. Al cabo de un rato:
-Mira Pepa, que….
-Es que no tienes nada natural?
-Si, un hijo, pero me daba verguenza decirtelo.

Un tio y una tia se casan y la noche de bodas cuando se van a acostar, el tio le dice a la tia:
-Mira Pepa, siento no habertelo dicho antes, pero tengo una pierna de palo, me daba verguenza decirtelo.
-No te preocupes, cariño.
Y va y se la quita. Al cabo de un rato:
-Mira Pepa, siento no habertelo dicho antes, pero tengo un brazo ortopedico, me daba verguenza decirtelo.
-No te preocupes, cariño.
Y va y se lo quita. Al cabo de un rato:
-Mira Pepa, siento no habertelo dicho antes, pero tengo un ojo de cristal, me daba verguenza decirtelo.
-No te preocupes, cariño.
Y va y se la quita. Al cabo de un rato:
-Mira Pepa, que….
-Es que no tienes nada natural?
-Si, un hijo, pero me daba verguenza decirtelo.