El marido, totalmente borracho, le dice a su mujer al acostarse:
– Me ha sucedido un misterio. He ido al baño y al abrir la puerta se ha encendido la luz automáticamente.
– ¡La madre que te parió! ¡Ya te has vuelto a mear en la nevera!

El marido, totalmente borracho, le dice a su mujer al acostarse:
– Me ha sucedido un misterio. He ido al baño y al abrir la puerta se ha encendido la luz automáticamente.
– ¡La madre que te parió! ¡Ya te has vuelto a mear en la nevera!