Un hombre se entera de las travesuras extramaritales de su esposa, y decide suicidarse.
Para que nunca se olviden de él y su imagen descabellada, anuncia por la radio que va a tirarse desde el nuevo puente de Las Americas.
En cuestion de minutos el puente está lleno de personas esperando el acontecimiento.
La esposa se dirije velozmente al lugar mencionado en compañia del alcalde y otras autoridades y en el instante en que el marido iba a dar el salto mortal y ante el bullicio del populacho, va la esposa y le grita: “Carlitos…! no seas idiota! lo que te he puesto son cuernos, no alas!!”

Un hombre se entera de las travesuras extramaritales de su esposa, y decide suicidarse.
Para que nunca se olviden de él y su imagen descabellada, anuncia por la radio que va a tirarse desde el nuevo puente de Las Americas.
En cuestion de minutos el puente está lleno de personas esperando el acontecimiento.
La esposa se dirije velozmente al lugar mencionado en compañia del alcalde y otras autoridades y en el instante en que el marido iba a dar el salto mortal y ante el bullicio del populacho, va la esposa y le grita: “Carlitos…! no seas idiota! lo que te he puesto son cuernos, no alas!!”