El padre que esta realizando el acto sexual con la madre y con el entusiasmo de folleteo no se dan cuenta que la cama no para de hacer ruido. Tanto chirria la cama que el hijo no podía conciliar el sueño, así que desde su habitación, dice en voz fuerte:
– Papa, papa. Echale tres en uno.
El padre ya un poco mayor, contesta.
– A ver si puedo echar uno y despues ya veremos.

Dos vejetes están haciendo el amor en una cama mas vieja que ellos y que chirría estrepitosamente. Dice la mujer con su voz de viejecita:
– Mariano, ¿por qué no echas tres en uno?
– Espera a ver si puedo con este.