En una iglesia, un chico confesando con el cura, le dice:

– Padre a mi siempre me a gustado más dar, que recibir.

– Y le dice el cura, muy bien joven, muy bien, ¿Y a que te dedicas hijo…?

– Este le contesta:

– Soy boxeador….