Un ventrílocuo en su show está contando un chiste de gallegos, cuando un gallego presente se levanta muy ofendido y dice: «Nosotros los gallegos no somos tan tontos. Exijo una disculpa!»
El ventrílocuo le dice que no se moleste, que sólo es un chiste, a lo que el gallego contesta:
«Usted no se meta, que yo estoy hablando con el niño»

Moraleja: «SIEMPRE DIRÍJASE A QUIEN TIENE LA VOZ CANTANTE»