Una mujer al marido:
– jorge, anoche encontré un papel en tu ropa con el nombre marilú, ¿de qué se trata?
– ¡Ah! es que ayer fui a los caballos y aposté por una yegua llama Marilú.
Al día siguiente suena el teléfono y dice la mujer:
– Jorge, tienes una llamada de tu yegua.

Una mujer al marido:
– jorge, anoche encontré un papel en tu ropa con el nombre marilú, ¿de qué se trata?
– ¡Ah! es que ayer fui a los caballos y aposté por una yegua llama Marilú.
Al día siguiente suena el teléfono y dice la mujer:
– Jorge, tienes una llamada de tu yegua.