– ¡Jo!, mi padre está que se sube por las paredes.
– Le harás muchas trastadas ¿no?
– ¡Que va!, es que se cree el hombre araña