Un día un señor pedía limosna y un señor que lo ve le dice:
¿Por qué usted no se pone a trabajar?
Y el pobre le dijo:
¡Le pedí limosna no consejos!